Tutorado para calabacitas

Análisis de métodos de tutorado y su efecto en el
rendimiento de calabacitas para exportación.

A fin de reducir el descarte
de frutas por daños físicos, manchas y deformaciones, FHIA ha evaluado el
efecto de diferentes tipos de tutorado de las plantas sobre los rendimientos
comerciales de la calabacita, utilizando materiales de bajo costo para mejorar
el rendimiento comercial del cultivo e incrementar ingresos.

El
cultivo de calabacita (Cucumis
sativa) es de crecimiento rastrero y muestra un desarrollo
vegetativo abundante cuyas guías pueden alcanzar hasta cuatro metros de largo,
produciendo guías principales o madres y guías secundarias llamadas hijas y
nietas.

Producción del cultivo

La
siembra de la calabacita se hace en forma directa en el área de
producción. A los 30-35 días de edad aparecen las flores masculinas y a
los 10-15 días después surgen las flores femeninas cuya polinización se hace
principalmente por insectos, por lo cual se recomienda colocar unas ocho
colmenas de abejas por hectárea cultivada.
 

Para
optimizar los rendimientos comerciales de este cultivo es necesario reducir al
mínimo las pérdidas por descarte de frutos con daños físicos, manchas y
deformaciones, las cuales se producen principalmente porque en el sistema de
siembra usado muchos frutos crecen en contacto directo con el suelo.
 

Evaluación de sistemas de tutorado

Con el
fin de reducir el descarte de frutas por daños físicos, manchas y
deformaciones, el Programa de Hortalizas de la FHIA ha realizado en el Centro
Experimental y Demostrativo de Horticultura (CEDEH), dos trabajos de
investigación en los que se ha evaluado el efecto de diferentes tipos de
tutorado de las plantas sobre los rendimientos comerciales de la calabacita,
utilizando materiales de bajo costo para no incrementar excesivamente los
costos, mejorar el rendimiento comercial del cultivo e incrementar los ingresos
de los productores.
 

En el
estudio preliminar se sembró la variedad en forma directa utilizando camas con
acolchado plástico y riego por goteo.
 

Se
utilizaron estacas de 1.7 a 2 m de altura, enterradas a unos 45 cm de
profundidad y espaciadas a 2 m entre sí, para un total aproximado de 3,333
tutores por hectárea. Los sistemas de tutorado evaluados fueron los siguientes:

a) Uso
de malla de hilo delgado
b) Malla de plástico
c) Encordelado
d) Amarrado con ahijara
e) Sin tutor (rastrero)

El
manejo del cultivo en cuanto a fertilización, riego, control de plagas y
enfermedades se realizó tal como lo hacen los productores en forma comercial.
 

Resultados de estudio

Estudio 1) En este
estudio los mayores rendimientos comerciales se obtuvieron con el tutorado con
malla de hilo (24,763.1 kg/ha) y con el de malla plástica gruesa (24,342.4
kg/ha), que fueron significativamente superiores al tratamiento testigo (16,656.5
kg/ha).
 

Sin
embargo, el tratamiento testigo (sin tutor) obtuvo rendimientos superiores al
tutorado usando ahijara (13,010.9 kg/ha). Al hacer el análisis económico de la
utilización de la malla plástica gruesa que tiene más durabilidad en el campo,
se observa que al precio de venta de la calabacita en ese momento, se obtenían
ingresos netos adicionales por un valor de 28,600 pesos/ha en
relación al tratamiento testigo (sin tutor).
 

Tomando
en consideración que los rendimientos en general obtenidos en este estudio en
todos los tratamientos fueron relativamente bajos, se consideró conveniente
realizar otro estudio para verificar los resultados antes mencionados.
 

Estudio 2.) En el segundo
estudio se evaluaron solamente dos tratamientos: el tutorado con malla plástica
gruesa y el tratamiento testigo (sin tutor). En este caso se utilizó una
variedad diferente, de comportamiento similar a la variedad anterior.
 

La
siembra se hizo en forma directa colocando dos semillas por postura en camas
separadas a 1.50 metros entre sí, a las que se colocó acolchado plástico. El
manejo en cuanto a fertilización, riego, control de plagas y enfermedades se
hizo de manera similar para ambos tratamientos.
 

En este
segundo estudio se observó que los rendimientos obtenidos en ambos tratamientos
fueron más elevados en relación a los obtenidos en el estudio anterior.

Análisis de rendimiento comercial

El
análisis estadístico de los rendimientos comerciales obtenidos en ambos
tratamientos no detectó diferencias significativas, aunque con el tutorado con
malla plástica gruesa se obtuvo un rendimiento comercial de 50,092 kg/ha, que
fue ligeramente superior al rendimiento comercial obtenido con el tratamiento
testigo de 48,410 kg/ha. La fruta exportable se empaca en cajas de 40 libras
(18.19 kg) cada una.
 

El
porcentaje de descarte por cicatrices en ambos tratamientos fue relativamente
bajo y muy similar entre sí (6% y 7.6% para el sistema tutorado y sin tutor,
respectivamente). Al clasificar los frutos por categorias de tamaño, los
resultados indican que se obtuvo más fruta categoría Extra Large (XL) y Medium
(M) con el tratamiento tutorado, y más fruta categoría Large (L), Small (S) y
Extra Small (XS) con el tratamiento sin tutorar.